Subir al Empire State Building

Actividades en Nueva York

Cierras los ojos, imaginas New York y lo primero que te viene a la cabeza es el Empire State. Este edificio que en su día fue de los más altos del mundo sigue siendo el edificio más emblemático de la ciudad por eso subir al Empire State es una de esas cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida.

Este emblemático rascacielos es el protagonista cuando viajas a Nueva York, ya sea la primera vez o la décima. No digo que sea necesario subir a su mirador cada vez, pero siempre estará como telón de fondo de tus paseos por Manhattan o de tus vistas panorámicas desde otros muchos puntos de la ciudad, así que de algún modo siempre estará presente.

Comprar entradas Empire State Building

De todas maneras subir al Empire State Building es una de esas cosas que al menos una vez se tienen que hacer. Ya sabéis que yo soy más del Top Of The Rock, más que nada porque desde allí se puede ver el panorama completo de la ciudad incluyendo el propio Empire State. Pero admito que subir en los ascensores y estar en lo alto del Empire es un momento único por todo lo que el edificio significa.

Un poco de historia antes de subir al Empire State:

El Empire State Building, empezó a construirse en 1930 y se inauguró apenas un año más tarde. El impresionante edificio de estilo art decó, con sus 443 metros de altura, fue durante más de 40 años el edificio más alto del mundo.

Aunque sus inicios fueros duros, ya que coincidió con la Gran Depresión, en seguida se convirtió en todo un símbolo de la ciudad. Años más tarde se añadieron las luces de colores que iluminan el Empire State de noche y que varían en función de la temporada o el día en concreto (navidades, semana santa, un evento especial, etc.). Es por eso que puede verse diferente según cuando se mire o visite, lo que lo arraiga todavía más al día a día de los neoyorquinos.

Vistas desde el Empire State Building

Empire State Building © Voy a NYC

El Empire State Building, considerado una de las 7 maravillas del mundo moderno, ha servido de escenario de muchísimas películas como King Kong, Godzila, Independence Day, Tu y yo o su versión más moderna Algo para recordar, el Día de Mañana, Oblivion, además de en muchas series e incluso videoclips musicales.

En la actualidad el Empire State es uno de los observatorios más populares del mundo y un lugar de visita obligada para los turistas que visitan New York. Diariamente se forman largas colas para acceder al edificio, subir en uno de sus ascensores y disfrutar de las vistas desde una de sus plataformas de observación.

Comprar entradas para el Empire State Building:

El Empire State tiene 2 miradores de 360º, uno en la planta 86 y otro de más pequeño en el 102. Con la entrada regular se accede al primero y debes pagar un suplemento para llegar al segundo. Yo solo he estado en el de la 86 y las vistas son excepcionales, así que aunque tiene que ser curioso estar más arriba, mi opinión personal es que con la entrada standard es suficiente (y lo que te ahorras te lo gastas en otra cosa!).

Si decides subir al Empire State Building te recomiendo que compres tu entrada por avanzado online, así te ahorrarás ya tiempo. Puedes comprarla directamente aquí:

Comprar entradas Empire State Building

Uno de los “contras” de subir al Empire State son sus largas colas, al ser el edificio más emblemático el tiempo de espera para subir se hace bastante largo. Por eso existe una opción por 7 dólares más de reservar el Acceso Platinium con el que te ahorras las colas. Por el pequeño importe que supone, este sí que merece la pena.

Comprar entradas Empire State sin colas

Una vez estés dentro del edificio te invitaran a subir en uno de sus ascensores y antes de que te des cuenta tendrás New York City a tus pies. El observatorio de 360º tiene una parte cubierta, y una parte descubierta (pero vallada) a la que también tienes acceso. Ármate de paciencia  (por la de gente que hay) y disfruta de las vistas: el Downtown, el One World Trade Center, el Brooklyn Bridge, el Midtown, el Chrysler Building, etc. lucirán ante ti.

Además también te ofrecerán una guía interactiva multimedia para que puedas descubrir la historia y los detalles de este emblemático edificio durante tu visita. El tiempo es ilimitado, así que no vayas con prisas y disfruta de la experiencia de subir al Empire State Building.

Subir al Empire State Building

El proceso de compra es muy fácil: sólo tienes que seleccionar el día que quieres subir al Empire State en New York, indicar el número de personas y rellenar el resto de campos del formulario. Al finalizar tu compra recibirás un mail de confirmación. En este correo electrónico vendrán indicadas las instrucciones para que el día escogido disfrutes de las vistas desde el piso 86 del Empire State Building.

6 Comentarios

  1. Eva 04/11/2015
    • Sandra 04/11/2015
  2. Gema 30/11/2015
    • Sandra 01/12/2015
    • Sandra 26/12/2015

Deja un comentario

Instagram

Suscríbete a la Newsletter de VOY a NYC
★ GRATIS ★ una mini guía de regalo con 25 ideas imperdibles de Nueva York

Guía de Nueva York