I ♥ Williamsburg

Qué ver en Nueva York

Yo, Manhattan Lover empedernida nunca pensé que acabaría diciendo esto: I ♥ vivir en Williamsburg. Siempre he sido pro-Manhattan, aún cuando muchos modernos y alternativos insistían en decirme que Williamsburg molaba más. Será que siempre he sido un poco prudente con esto de las modas no sea que las expectativas sean mejores que la realidad. Por eso he tardado unos años (¡muchos!) en darle la oportunidad a este barrio de Brooklyn.

Después de estar en apartamentos en Hell’s Kitchen y en el SoHo, en mi primer viaje sola a Nueva York, escogí vivir en Williamsburg. Ya era hora de comprobar por mí misma si este barrio era tan cool como decían, así que alquilé una habitación en un apartamento de 4 en pleno corazón de Williamsburg, a apenas una manzana del famoso mercado de Smorgarsburg, del que hablaré más adelante.

Vivir en Williamsburg

Vivir en Williamsburg Brooklyn ©Voy a NYC

Una vez vivida la experiencia tengo que afirmar que vivir en Williamsburg mola mucho. He llegado tarde, pero es que me costó pensar que podía haber algo más a parte de Manhattan, (… aunque, mi querida Manhattan ¡siempre te adoraré!) Williamsburg es una experiencia más auténtica y real y ahora te voy a explicar el por qué:

Mi experiencia en Williamsburg viajando sola a NY

Sí, más arriba has leído bien, he viajado a Nueva York tantas veces que he perdido la cuenta, pero en junio de 2018 hice mi primer viaje sola a NY. Antes siempre había viajado por trabajo o con Mr Voy a NYC, así que siempre había estado acompañada. Esta vez fue la primera en la que tuve la Gran Manzana para mí sola y fue una experiencia única en todos los sentidos.

 

Empezaré contándote un poco de historia de Nueva York, en la que no hace tantos años todo aquel que tuviera un buen status social vivía en Manhattan, quienes vivían fuera eran los más pobres, los «de pueblo» y vivir en Williamsburg no era una excepción. Pero con el tiempo Manhattan se masificó y hubo un cambio de mentalidad, quienes tenían poder adquisitivo buscaban lugares más tranquilos, con casas más grandes y, si podía ser, un poco de verde. Así fue como muchos empezaron a cambiar su residencia para ir a parar a Brooklyn.

Pero no, a Williamsburg no vinieron los de más dinero, aquí llegaron artistas y gente muy alternativa, a ocupar antiguas fábricas y convertirlas en lofts y talleres de arte… y eso es lo que ha quedado hasta hoy.  Sí, lo sé, es una historia muy breve y simplificada, pero suficiente para entender qué vas a encontrar en este barrio de Brooklyn.

 

Hasta ahora tenía muy claro que era totalmente #ManhattanLover, pero después de ese viaje tengo el corazón dividido y es que la vida en Williamsburg me pareció mucho más real. El barrio no está tan lleno de turistas como Manhattan, por lo que caminando por sus calles me podía sentir como una auténtica newyorker.

Me sorprendió el ambiente que hay en el barrio todos los días y a todas horas. Entre semana siempre hay gente en la calle sea la hora que sea, pero sin los agobios de Manhattan y el fin de semana se llena muchísimo más y es que Smorgasburg es una cita imprescindible para toda la gente joven y moderna … y para algunos turistas que se dejan caer por aquí también. La gente es de lo más variada: jóvenes y no tan jóvenes, de todas las razas y estilos e incluso religiones.

Es un barrio muy seguro. Una de las cosas que más respeto me daba al estar sola en Nueva York, era el hecho de llegar de noche al barrio y que me sintiera insegura, pero fue todo lo contrario. Como hay siempre tanta gente y tanto ambiente, caminé por la calle sola sin ningún problema, aunque fuera tarde (… bueno, vale, tampoco sé si hay gente a las 4 de la madrugada… pero no creo que vayas a salir mucho de fiesta después de pasarte todo el día pateando la ciudad, no?).

Aprovechando el buen tiempo, más de una noche me fui a cenar con mi slide de pizza to take away a un banco a orillas del East River para disfrutar de las vistas ¡una cena low cost pero que no tenía precio con el Empire State y el skyline de Manhattan frente a mí! Yo no sé tú, pero yo en mi ciudad no me sentiría del todo segura en un parque de noche comiendo sola… pues aquí todo lo contrario, se convirtió en mi momento favorito del viaje.

Williamsburg New York

Williamsburg de noche © Voy a NYC

Y es que las mejores vistas de Nueva York se pueden disfrutar precisamente desde el barrio de Williamsburg donde hay 2 parques excepcionales y a los que te recomiendo ir tanto si te alojas en Williamsburg como si sólo vas a ir de visita:

♥  Domino Park

Domino Park es un parque bastante nuevo, de hecho lo inauguraron en junio de 2018, donde antes había la antigua fábrica de la azucarera Domino, de ahí el nombre, claro… Esto es algo muy típico en Nueva York: desde hace años lugares que estaban abandonados y en desuso los convierten en zonas verdes y abiertas al público. Hay algunas más que seguro que conoces como las antiguas vías de tren elevado del High Line Park, los antiguos embarcaderos del Brooklyn Bridge Park o el nuevo barrio de Hudson Yards.

♥  East River State Park y el famoso Smorgasburg

El East River Park no tiene nada de bonito, la verdad, pero sí tiene unas vistas de postal y un evento semanal imperdible. Sí, ha llegado el turno de hablar de Smorgasburg, que si no lo conoces seguro que ya te está picando la curiosidad, con ese nombre tan extraño…

Smorgasburg es un mercadillo de comidas que se celebra todos los sábados desde mediados de Abril hasta finales de Octubre desde las 11 am hasta las 6pm en el East River Park. Aquí viene todo el mundo a comer algo y disfrutar de las vistas. Está repleto de puestos de comida de lo más variada y siempre hay alguna propuesta curiosa que llama la atención. Por ejemplo aquí saltaron a la fama los estrambóticos donuts de spaghetti… de los que no se ha vuelto a hablar (supongo que no tuvieron mucho éxito tras el boom inicial).

Aunque mi recomendación es que no vengas aquí pensando en comer… hay mucha gente y muchas colas, lo mejor es venir pensando en picotear algo por la mañana cuando abren o ya después de comer. Tampoco te olvides de tráete un pareo para sentarte un rato a disfrutar del ambiente y del skyline de Manhattan.

Parques de Williamsburg

Domino Park y Smorgarsburg en Williamsburg © Voy a NYC

Para comer, durante mis días viviendo en Williamsburg, descubrí algunos restaurantes muy recomendables. Mis preferidos fueron Diviera Drive y su ambientazo por la tarde-noche, el exotismo de Café Mogador, las empanadas de Shelter (¡y muy especialmente el brunch de los fines de semana!), los dumplings de SEA o los bagels arcoiris de The Bagel Store.

Si te preguntas si me daba vergüenza entrar en un restaurante sola la respuesta es NO, en mayúsculas, porque en Nueva York en general nadie me miraba mal por nada, de hecho, nadie gasta más de 3 segundos en mirarte, ya sea sentada sola o vestida de color amarillo canario de pies a cabeza (¡… y que conste que he visto gente vestida así… o peor!).

Como hay mucha vida social en Williamsburg, tampoco es de extrañar que haya muchos bares y rooftops con vistas increíbles (incluso mejores que las de muchos de los rooftops de Manhattan). Algunos sitios chulos donde tomar algo son: The Ides Bar, la terraza del Hotel McCarren, Berry Park o Northern Territory y la tradicional Brooklyn Brewery, dónde beber una buena cerveza local.

Como curiosidad, o mejor dicho, como dato de información útil, en Estados Unidos la edad mínima para consumir alcohol es de 21 años y en cualquier bar o rooftop te van a pedir el carnet de identidad (también puedes mostrar la licencia de conducir)… por mucho que tu apariencia ya desvele que los 20 los dejaste hace tiempo si no lo llevas no te van a dejar entrar.

 

Muchos días me dediqué simplemente a callejear por Williamsburg para descubrir murales y graffitis, cosa que también te recomiendo que hagas. Las calles están llenas y a mí el arte callejero me vuelve loca. Sólo hay que dejarse perder para descubrir, al menos, uno nuevo cada día.

Williamsburg es uno de los lugares más míticos de Nueva York para ver street art (Bushwick es otro y también hay graffitis en Manhattan) por eso no me sorprendió demasiado encontrarme con algunas obras del artista brasileño Kobra, reconocido a nivel mundial. Sus murales siempre están llenos de color como este de Andy Warhol y Basquiat ¿mola verdad?

Graffitis en Williamsburg

Graffitis en Williamsburg © Voy a NYC

 

Como buena «loca por las compras» en Williamsburg encontré un montón de tiendas cool y de segunda mano. Mi lugar favorito donde encontrar cosas con estilo fue el mercadillo de jóvenes diseñadores Artists & Fleas que abre solo los fines de semana en Williamsburg, pero que tiene otras 2 localizaciones en Chelsea Market y el SoHo que están abiertas todos los días.

Williamsburg NY

Artists & Fleas Williamsburg © Voy a NYC

 

Durante mi viaje sola en Nueva York y con base en Williamsburg también me dio tiempo a visitar muchas otras cosas, no sólo me quedé por el barrio, sino que me pude mover muy fácilmente por toda la ciudad ya que Williamsburg  está muy bien comunicado con Manhattan.

Por un lado, la línea gris L une Brooklyn con Manhattan directamente, en solo 3 paradas te plantas en Union Sq y de allí puedes llegar a cualquier parte de la ciudad. Eso sí, evita la hora punta porque hay tanta gente que vive en Williamsburg y trabaja en Manhattan que el metro va a tope.

Y por otro, en Williamsburg hay un muelle donde para el NYC Ferry, un transporte público en barco que la mayoría de turistas desconocen y que tiene varias líneas que comunican distintos puntos de New York City. Una de las líneas para justo aquí, haz click en la imagen para ir directamente a la página web de NYC ferrys:

NYC Ferry - Ruta East River

NYC Ferry – Ruta East River

Para este transporte público no sirve la MetroCard pero un billete individual cuesta solo 2,75$. No es para usarlo todos los días, pero ya no es por lo rápido que puedes llegar a Manhattan en ferry, es por las vistas del skyline que te llevas «de regalo».


Así fue mi estancia sola en Nueva York y descubriendo Williamsburg, el corazón de Brooklyn. Un barrio que merece mucho la pena vivirlo, más que venir de visita, así que si estás pensado dónde quedarte durante tu viaje a NY te recomiendo que mires algún alojamiento por aquí.

Yo reservé la habitación en Williamsburg a través de Airbnb, no me costó mucho encontrar algo que cumpliera mis requisitos ya que hay una amplia oferta y yo tampoco pedía mucho: sólo que mis roommates fueran chicas, que estuviera cerca del subway (Williamsburg es muy grande, hay que mirar bien donde está la parada de metro más cercana Bedford Ave es la que queda más cerca de Manhattan) y que se ajustara a mi presupuesto.

Y este fue el precioso apartamento que encontré para tener la experiencia de vivir en Williamsburg.

Vivir en Williamsburg

Vivir en Williamsburg © Voy a NYC

Si tu también quieres reservar alojamiento en Williamsburg aquí puedes llevarte un descuento de 25€:

Airbnb

 

*FYI: no paso el contacto del alojamiento ya que toda reserva debe hacerse a través de la plataforma y el apartamento sólo está disponible en contadas ocasiones así que no preguntéis por el contacto por que no os lo podré dar 🙂


Hay muchas más cosas por ver y hacer en Williamsburg, pero este post no es de esos en los que te cuento todo lo que hay que ver y hacer en plan guía, en este post lo que espero es que te enamores tanto como yo de este rincón de Nueva York y te apetezca ir a descubrirlo sola o en compañía.

De todas maneras aquí tienes un mapa con todos los lugares que aparecen en el artículo, para que no te pierdas ninguno:


Y recuerda que puedes contar con mi asesoramiento y ayuda en la planificación de tu viaje solicitando una Guía Personalizada de Nueva York en la que, por supuesto, no faltará Williamsburg, el barrio de moda y que me tiene enamorada:

Guía de Nueva York

 


 

¿Te ha gustado este artículo?
Sending
Puntuación
5 (3 votos)

4 Comentarios

  1. Elvira Galindo 13/09/2018
    • Sandra 14/09/2018
  2. Mariangel Díaz 21/12/2018
    • Sandra 25/12/2018

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.